Comentarios culturales de un antiguo refugiado chileno de Valparaiso, ahora en Francia, Montpellier y como muchos otros, viviendo de milagritos...
Music is the Best, tal es su lema, aparentemente lo cree y aplica aqui :
* Spanish * French

16 febrero, 2007

Meet The Smithereens


The Smithereens recrean el estallido de la beatlemanía.

IBLNEWS, AGENCIAS

Las canciones de los Beatles han sido interpretadas en infinidad de ocasiones por artistas de todo tipo en los últimos cuarenta años, pero The Smithereens se han atrevido a recrear un disco completo, "Meet The Beatles", que supuso el debut en Estados Unidos del grupo de Liverpool en 1964.

"Meet The Smithereens" (Koch) reproduce fielmente el orden de las canciones de "Meet The Beatles", pero la banda de Nueva Jersey huye de la copia exacta y defiende su propio estilo a lo largo de todo el disco, con el que acaba de regresar al mercado casi ocho años después de su anterior trabajo inédito.

"Meet The Beatles" fue el primer disco publicado por la compañía Capitol en Estados Unidos, en enero de 1964, a dos semanas del primer viaje del grupo a América, y contenía nueve de las catorce canciones de "With The Beatles", el segundo disco editado en el Reino Unido por el cuarteto.

Los temas elegidos para el mercado norteamericano fueron "It won't be long", "All I've got to do", "All my loving", "Don't bother me", "Little child", "Till there was you", "Hold me tight", "I wanna be your man" y "Not a second time". El disco se completó con el single que introdujo al grupo en Norteamérica ("I want to hold your hand" y "I saw her standing there") y "This boy".

Aquel disco, que permaneció meses en el número uno de las listas, tuvo un gran impacto en los jóvenes estadounidenses de la época, como los propios Smithereens han recordado.

"No hubo vuelta atrás después de escuchar este disco", afirma el batería Dennis Diken en la página web oficial del grupo.

La irrupción de aquella colección de canciones y la siguiente actuación televisiva en el famoso Ed Sullivan Show propagaron la "beatlemanía" por Estados Unidos y empujaron a un montón de chavales a conseguir una guitarra y formar un grupo. "No había nada más guay que tocar en un grupo de rock and roll", cuenta Diken.

Han pasado 43 años y The Smithereens se han acercado a ese repertorio con el fervor de un fan y el oficio de una experimentada banda de rock que lleva cerca de tres décadas de carrera.

Hay decenas de bandas por todo el mundo que se divierten y hasta se ganan la vida imitando el sonido original de las canciones de los Beatles hasta sus últimos detalles, pero éste no es el caso del grupo capitaneado por Pat Di Nizio.

Las versiones de los Beatles de "Meet The Smithereens" son perfectamente reconocibles, pero la banda de Nueva Jersey no renuncia a su sonido por emular a sus ídolos.

Es cierto que las armonías vocales de "This Boy" no son tan cristalinas como las de John Lennon, Paul McCartney y George Harrison en la versión original, pero las interpretaciones de The Smithereens capturan la esencia de las canciones de la primera etapa de los Beatles, y además remontan parte de su ingenuidad original.

El resultado es un homenaje que sirve de reencuentro con los seguidores del grupo, que desde "God save The Smithereens" (1999) sólo había publicado una recopilación de éxitos.

En estos años de inactividad, Pat Di Nizio desarrolló una carrera de solista de perfil bajo y hace cinco años se le pudo escuchar en pequeños locales de varias ciudades españolas acompañado por su guitarra.

Nunca fueron un grupo de masas, pero The Smithereens lograron notoriedad a partir de "Blood and roses" y "Strangers when we meet", ambas de "Especially for you" (1986), su primer elepé y considerado el mejor, publicado por el sello independiente Enigma.

A comienzos de los noventa encadenaron varios éxitos en las listas de rock de Estados Unidos, primero con "A girl like you", de su disco "11" (1990), y "Too much passion" y "Top of the pops", de "Blow up" (1991), ambos editados por la multinacional Capitol.

Tras el discreto "Date with Smithereens" (1994), el grupo se despidió con "God save The Smithereens", cuya portada era una lápida que incluía una foto del grupo, y que en su versión extendida ofrecía ya una versión de los Beatles, "I want to tell you".

La banda de Nueva Jersey regresa ahora de su tumba poseída por el espíritu lejano de la beatlemanía, para demostrar que detrás de toda aquella histeria se escondían unas canciones irresistibles.

1 comentario:

Jean Robur dijo...

Acertado tu comentario. De hecho su regreso ha sido sin su bajisa original, no se si lo han echado o se ha querido desentender...