Comentarios culturales de un antiguo refugiado chileno de Valparaiso, ahora en Francia, Montpellier y como muchos otros, viviendo de milagritos...
Music is the Best, tal es su lema, aparentemente lo cree y aplica aqui :
* Spanish * French

16 marzo, 2006

Bret Easton Ellis


EL AUTOR DE 'AMERICAN PSYCHO'

El escritor desangra su propia biografía en 'Luna Park'

Bret Easton Ellis. (Foto: Jaime Villanueva)

Bret Easton Ellis. (Foto: Jaime Villanueva)

NURIA LABARI @ El Mundo, España

MADRID.- El polémico escritor norteamericano presenta en España su última novela, 'Luna Park' (Mondadori), una falsa autobiografía con la que Bret Easton Ellis ha conseguido, una vez más, despertar polémica, curiosidad y pasión a partes iguales, además de tener ya vendidos los derechos para la futura película.

La biografía real de Easton es de por sí un argumento con gancho. Con 23 años ya era un autor de éxito -que algunos compararon con Hemingway y Camus- gracias a su primera novela, 'Menos que cero'. Lo siguiente fue 'American Psycho' (1991), obra con la que alcanzaría toda la gloria y todo el rechazo con que un escritor puede soñar y que llevaría al cine Mary Harron.

Grupos feministas definieron la novela como "una guía para descuartizar mujeres" y, mientras una generación de jóvenes disfrutaba masivamente con el morboso entretenimiento que proporcionaba el escritor, las amenazas de muerte se iban acumulando en el contestador de su casa.

Al mismo tiempo, Norman Mailer pregonaba que 'American Psyco' era la contrafigura de 'La hoguera de las vanidades', la famosa novela que escribiera en la misma época Tom Wolfe y los suplementos literarios se cebaban, para bien o para mal, con su prosa.

Dice Easton que fue en aquella época cuando pensó por primera vez en 'Luna Park'. Una época aquella en la que, entre otras cosas, su padre murió alcoholizado, su amante lo abandonó y él se enganchó a la heroína. Con este panorama, a nadie le extraña que la idea original, escribir una historia sencilla, "algo muy divertido, similar a las historias de miedo, fantasmas, de Stephen King con las que disfrutara de niño", según el escritor, derivara hacia algo mucho más oscuro.

"Surgió un fantasma en la figura de mi padre, y un hijo muy disgustado y atormentado por él", confiesa Easton. "Se convirtió inesperadamente en un libro muy personal, donde muchos demonios me persiguen".

La conmoción que causó 'American Psyco' en los 90 se explica no sólo por sus morbosas y sangrientas explicaciones sino, y sobre todo, por la posibilidad de que un hombre 'normal' -un ejecutivo apasionado de las marcas, las mujeres guapas y los restaurantes caros- se convirtiera en un asesino en serie. Y, lo que es peor, y tan aterrador como todos sus crímenes, que su locura encajara tan perfectamente en nuestra sociedad como para que un sujeto así fuera considerado por todos sus conocidos precisamente eso, 'normal'.

Easton supo alumbrar, en su momento, uno de los rincones más oscuros de la cultura occidental y ahora, casi dos décadas después, retoma su afición por destripar cadáveres en 'Luna park'. Pero, en esta ocasión, desprecia a las mujeres como víctimas y prefiere desgarrar su propia biografía.

Eso sí, lo hace de forma enfermiza, patológica, abierta y fría, -que es, por otro lado, la única manera que sabe hacerlo, como en 'American Psyco', 'Glamorama' o 'The Rules of Attraction'...- como si la última locura de nuestra cultura fuera la deconstrucción y manipulación de la propia vida. Si en los 90 su protagonista era un psicópata, ahora Eaton apuesta sin tapujos por la esquizofrenia.

Un libro inquietante y real, "una novela de memorias, fantasmagórica y sobrenatural", según su autor. Los que la han leído ya comentan por Internet que el primer capítulo es la prueba de que no tiene desperdicio, que es droga dura y que, contra el olvido que le auguraran los detractores del escritor, Easton sigue en forma.

2 comentarios:

pepeltenso dijo...

mencanta este escritor, Lo sigo desde menos que cero y me parece fascinante lo que escribe y como escribe.

Joe el Misterioso dijo...

Yo lo conozco poco, lo otro que pasa es que entre el laburo, la tele (que antes no tenia = 80 canales) internet y los discos, conciertos... tiempo, calma y paciencia pa leer ya no me queda mucho.

Such is life...